^misericordia. isidro López-Aparicio (iLA)

Exposiciones
-->

Del 29 de mayo al 13 de octubre de 2024

Entrada libre hasta completar aforo

De martes a domingo de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.30 horas. Lunes cerrado.

 

 

^misericordia es un viaje al sentido y al corazón de la institución que ocupó originariamente el edificio que hoy conocemos como La Térmica. Un viaje que pretende poner en primer plano la política de los cuidados, asunto que, en gran medida, define los desvelos de la sociedad actual. Sin embargo, este viaje no tiene como único destino aquella Casa de Misericordia ni el sentido que alienta esta propuesta es recuperarla en un ejercicio historicista, sino hacer que el eco de su razón de ser, la misericordia, resuene entre sus paredes. Señalamos que no es el único destino porque servirá para explicar el entorno que hoy ocupa La Térmica, absolutamente distinto al que vio, entre industrias siderúrgicas y descampados, cómo nacía una institución que vino a marcar la toponimia del lugar y la memoria de los malagueños que crecieron entre sus paredes.

 

 

 

Para ello, isidro López-Aparicio (iLA), artista que se ha significado internacionalmente por sus procesos de mediación social y por desarrollar una estrategia artística que adapta a los contextos en los que interviene, transformará la cultura material y simbólica de aquella extinta institución. Así, parte de los objetos de aquella Casa de Misericordia, como las sábanas y las bandejas, que aluden a los cuidados (arropar, dar calor, dar cobijo, proteger, cuidar, alimentar), y que hoy sigue siendo, en parte, motor de la acción de La Térmica, especialmente por su condición de residencia para los agentes culturales, serán recuperadas y convertidas en obras de arte, de modo que desvelen la historia del lugar y, al mismo tiempo, apelen a la necesidad de los valores análogos a la misericordia en nuestra menguante sociedad del bienestar. Precisamente, y junto a estas piezas nacidas de la memoria y las vivencias de este contexto concreto, el artista desplegará un amplio cuerpo de obra que entone una visión crítica sobre algunas lacras actuales que generan violencia en función a la falta de una distribución justa de la riqueza, que nos interpele acerca de los valores humanos y la defensa de los derechos, que nos sitúe ante situaciones que despierten la compasión (Don’t shoot Guernica-Palestina), así como nos vehicule hacia la esperanza y la regeneración (Aguaviva). Obras anteriores que, en un ejercicio de contextualización, ayudarán a entender cómo la preocupación por los cuidados y la involucración en la resolución de conflictos son líneas medulares del comprometido trabajo de índole social que viene desplegando López-Aparicio desde hace décadas. Por último, además de una serie de intervenciones específicas en el edificio y los jardines, el artista, fiel a sus procesos de diálogo y mediación, convocará al máximo número de personas que crecieron en la Casa de Misericordia para desarrollar dinámicas artísticas en pos de construir comunidad y operar con la memoria.

 

isidro López-Aparicio (iLA). La obra de López-Aparicio posee un marcado carácter político y social. Con gran proyección internacional, este activista social ha sabido escapar de catalogaciones para, desde el arte como elemento de reflexión y compromiso social, desarrollar una sólida presencia y reconocimiento profesional, participando con asiduidad en ferias internacionales y realizando numerosas intervenciones individuales y colectivas en los cinco continentes: desde la Tate London (Reino Unido) al Darat al Funun (Aman, Jordania), pasando por la GAM Galleria d’Arte Moderna di Palermo (Italia) o el ARTIUM de Vitoria. Doctor en Bellas Artes, Catedrático en la Universidad de Granada, Presidente honorario del Fine Art European Forum y de la Unión de Artistas Contemporáneos, miembro del Instituto de Investigación de la Paz y los Conflictos, ha impartido conferencias y seminarios, y comisariado festivales y exposiciones internacionales por todo el mundo.

 

Juan Francisco Rueda es doctor en Historia del Arte por la UMA, donde imparte docencia en distintos grados y en el Máster en Desarrollos Sociales de la Cultura Artística. Ejerce la crítica de arte desde el año 2000, haciéndolo actualmente en SUR y ABC Cultural. Como comisario ha realizado exposiciones para instituciones públicas, galerías y fundaciones. Desde 2014 está vinculado a Genalguacil Pueblo Museo, proyecto de indudable retorno social para el que desarrolla como comisario propuestas expositivas. 

 



}